• rehabilitación integral de edificios

Rehabilitación de Edificios

Un edificio puede ser mucho más eficiente y confortable después de ser rehabilitado. En la mayoría de casos, después de rehabilitar una vivienda aumenta el aislamiento, se dispone de un mayor ahorro energético y se dan mejoras en los accesos.

Realizar una rehabilitación de edificios es realizar una obra con el fin de mantener al edificio en buenas condiciones de habitabilidad, confortabilidad y salubridad; pero sin modificar las características del edificio ni su distribución.

Existen diferentes tipos de Rehabilitaciones

  • Obras de rehabilitación y acondicionamiento: son obras que se llevan a cabo en un edificio o en una parte del mismo. Con ellas se modernizan las instalaciones que ya existen, incluso se llega a redistribuir el espacio interior variando el número de viviendas o de locales, pero no se modifica la estructura del edificio. Este caso se puede dar a la hora de llevar a cabo una rehabilitación de edificios históricos, por ejemplo.
  • Obras de rehabilitación puntual: se realizan pequeñas obras que conllevan pequeños cambios. Por ejemplo: obras para cumplir la normativa contra incendios, instalación de rampas, escaleras, ascensores o escaleras privadas.
  • Obras de rehabilitación de edificios exteriores: en este caso la rehabilitación se centra en la fachada exterior sin afectar a la estructura de la misma.

Dicho esto, terminar comentando que a la hora de restaurar un edificio más allá de preguntarte si realmente necesitas la obra o no, o si debe ser una obra de restauración total o una consolidación parcial, también debes pensar en la parte administrativa del proceso: en las solicitudes de licencias municipales.

Kriss Vertical, S.L.